El suelo pélvico femenino, por Alba Jiménez Borrego

El suelo pélvico femenino es un gran desconocido para casi todos. Debido a la evolución social que estamos teniendo, cada vez más, se va conociendo cuánto puede afectar un problema de suelo pélvico en nuestra vida diaria.

Blog para el Cuidado del Suelo Pélvico | Pelvia

 

 

Cuando hablamos de suelo pélvico nos referimos al conjunto de músculos y ligamento que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior, sin olvidar el diafragma, la faja abdominal y la musculatura lumbar. Cuando todo este conjunto está en equilibrio, el sistema funciona perfectamente, Y os preguntaréis, ¿qué funciones tiene? Pues bien, esta región se encarga de sostener los principales órganos pélvicos (vejiga, útero y recto) en la posición adecuada, garantiza la continencia urinaria y anal, las relaciones sexuales plenas y satisfactorias; y está implicada en el proceso de embarazo, parto y postparto.

 

¿Qué puede dañar nuestro SP?

  • Estreñimiento
  • Deporte de alta intensidad
  • Embarazo y parto
  • Mujeres con menopausia
  • Profesiones que supongan una posición mantenida de pie o estrés en el periné

 

¿Qué produce una disfunción del suelo pélvico?

  • Incontinencia urinaria, fecal o de gases
  • Prolapso de los órganos pélvicos
  • Dolor lumbar
  • Disfunciones sexuales (¿no sentir orgasmos, dolor en las relaciones…?)

 

Muchas veces no tenemos claro si los síntomas que presentamos pueden entrar dentro de la normalidad, y a veces, estamos tan acostumbradas que esos síntomas ya forman parte de nuestra vida diaria. En el caso de una mujer, ¿es normal que haya pérdida durante el ejercicio?, ¿es normal llevar salva slip todo el día porque hay pérdidas?, ¿es normal escape de orina al toser, reírse, estornudar?, ¿es normal tener molestias pélvicas durante las relaciones sexuales, o tener sensación de pesadez pélvica mientras caminamos o estamos sentadas?.Todos estos síntomas corresponden a una disfunción específica del suelo pélvico.

 

En Fisioliva, a través de la fisioterapia uroginecológica, la osteopatía y la terapia miofascial, podemos ayudarte a conocer y tomar conciencia de tu suelo pélvico y los factores influyentes en su disfunción, y con ello, mejorar las capacidades de éste y conseguir un estado de bienestar físico y psíquico completo.

 

Ayuda a tu cuerpo a encontrar el equilibrio, y a sentirse en armonía

 

Alba Jiménez Borrego