MASOTERAPIA

Es el uso de distintos tipos de masaje para fines terapéuticos: descontracturar, drenar, movilizar, relajar, normalizar la actividad del sistema nervioso…

Los principales efectos del masaje son:

– A nivel muscular ayuda a evitar la atrofia muscular de zonas inmovilizadas, produce aumento de la circualción, mejorando el metabolismo de cada tejido (músculo, fascia, ligamentos, piel…)

– Mejora el estado nutritivo de la piel, su elasticidad y limpia los conductos secretores de las glándulas sebáceas y sudoríparas. Ayuda a la eliminación de productos nocivos del organismo, como la eliminación de líquidos y edemas mediante el masaje circulatorio y el masaje linfático.

– Sobre el tejido conjuntivo se actúa sobre zonas metaméricas o cutáneas haciendo referencia a un órgano en especial. Ya que cada nivel vertebral le corresponde la inervación de un órgano y trabajando en la zona vertebral se puede influir a un nivel visceral.

– Relaja o estimula el Sistema Nervioso. Es decir crea una sensación general de bienestar y relajación si el ritmo, intensidad y velocidad son lentas, o activa y estimula si el ritmo, intensidad y velocidad son altas.

– Aumenta el volumen por minuto del gasto cardiaco, que es la cantidad de sangre que el corazón expulsa en cada latido por minuto. Nos ayuda a una pronta recuperación de las lesiones.

– Aumenta la cantidad de orina, que nos ayuda a eliminar más toxinas perjudiciales para nuestro organismo.