DESVENTAJAS DEL EJERCICIO MAL REALIZADO EN EL EMBARAZO

 

Todos conocemos ya las ventajas de realizar ejercicio durante el embarazo, nos prepara físicamente para la etapa de la gestación, del parto y del postparto, pero, puesto que es un momento especial para una mujer, en el que se ve sometida a constantes cambios, es necesario que el ejercicio se adapte a su situación.

El cambio en las curvas de la columna y el eje de gravedad, como adaptación al crecimiento de la barriga, la recolocación del diafragma y los órganos abdómino-pélvicos, el aumento de flexibilidad general, por la relaxina y la adaptación del suelo pélvico para mantener un cierre adecuado de la pelvis, son alguno de las modificaciones que irán apareciendo durante el proceso del embarazo, variando, además de un trimestre a otro.

Por ello, es necesario conocer la fisiología de esos cambios e interpretarlos particularmente a cada mujer, para prescribir un ejercicio adecuado, que normalice las funciones corporales y prevenga dolor y molestias, sin ocasionar por ello otras nuevas. Además, en casos concretos como embarazos múltiples, enfermedades de la madre previas os gestacionales… se necesitan consideraciones espciales.

Uno de los problemas que aparecen cuando no hay una adaptación específica al embarazo, es el aumento de tensión en la musculatura del suelo pélvico, lo que genera hipertonías que dificultan la dilatación y aumenta el número de desgarros y episiotomías, ya que el tejido, puede ceder menos en el momento del parto. También son frecuentes las sobrecargas musculares de la zona lumbar y cervical, los espasmos del diafragma y el empeoramiento de los problemas circulatorios por aumento de tensión en las piernas (dificultando así el retorno venoso, en un terreno ya sobrecargado por el peso sobre la región abdominal y pélvica).

Es necesario que el ejercicio sea prescrito por un profesional especilista en estos casos, con capacidad para personalizarlo según el momento y los requerimientos de la embarazada. A veces, queriendo cuidarnos, podemos hacernos daño y un embarazo es un momento crucial, ya que nuestra salud repercutirá directamente en la de nuestro bebé.

En nuestra próxima entrada del blog, te enseñaremos algunos ejercicios que son recomendables para esta etapa.